Publicidad

Los aficionados llegaron a La Sabana desde la mañana para tener un buen espacio, sin saber que esperarían más de 8 ocho horas por ver a la Selección.

Publicidad