Publicidad

Aficionados costarricenses presentes en el estadio Rentschler Field, donde la Sele jugará ante Estados Unidos.

Publicidad