Publicidad

Mundial Brasil 2014

Biografía de una espina, la espina de Celso

El portero a la izquierda, la bola al centro. Gol. El milagro. ¡Al tiempo que metiste el balón ante Grecia me sacaste a mí! ¡Me expulsaste! ¿Cómo pudo ser?

Homenaje a la Sele

Puntiaguda, envenenada, me clavé en tu corazón aquel jueves 6 de diciembre de 2007.

Dolorosa, ácida, quemante, maldita. Pum-pum. Presente en cada latido durante seis años y medio. Pum-pum. Lacerante. Es la historia de mi vida. Viviendo a costa de tu pesar.

Tres a tres. Las pulsaciones a mil. Ticos y canaleros aciertan, pero llega la cuarta tanda de disparos desde el punto fatídico... Falla José Sánchez, pero, acto seguido, se equivoca Manuel Bonilla, de Panamá. Se mantiene el tres a tres y te toca a ti, Celsinho. El quinto tiro.

Sudas. Sabes que en tu derecha está el boleto al preolímpico rumbo a Pequín 2008.

Estás nervioso. Sé que te incomoda la presencia de tu tata en el banquillo panameño, el "qué dirán si fallo". Vas serio, tenso, hacia la mancha blanca.

La quieres asegurar, le pegas fuerte, a la derecha de Gilmar Torres, pero el portero te adivina (¿te adivina o fue bien instruido por "Guima", quien te conoce desde siempre?).

La ves volar en cámara lenta, más lenta que el arquero... ¡La tapó! Quieres que te trague la tierra, no oyes nada, el Ricardo Saprissa guarda silencio, un silencio ensordecedor, como quien despierta bajo tierra.

Fue entonces que me ensarté en tu músculo cardiaco, violentamente, retorciéndome cuando Armando Cooper le dio la clasificación a Panamá, en el siguiente penal. Entonces, recuperas el oído... Pum-pum, soy yo dentro de ti. Son los canaleros gritando la clasificación.

Ni los títulos morados, ni tu salida al exterior, ni tus goles ni nada. Entre más quieres extirparme, más me hundo, como el cabezazo de Bornstein en 2009, que te dejó sin Sudáfrica 2010.

Anotaste de penal en semifinales de la Copa Uncaf Panamá 2011, en enero, frente a los locales, uy, sí, qué gran pomada, pero me enterré más en la final que la Costa Rica de La Volpe perdió contra Honduras.

Entonces, con saña, te cobré la insurrección en la Copa Oro de mediados de aquel año, cuando fallaste en la definición por penales contra los catrachos, apenas y a penas en cuartos de final. Pum-pum. Y me taladré con fuerza, por malcriado. Pum-pum.

Pero no te rendiste. Vendrían las eliminatorias y me trataste de expulsar el 18 de junio de 2013. Venciste a Jaime Penedo con un obús que sacudió los mecates empapados del marco panameño, pringando a la afición que colmó la gradería tras él y, no conforme, convertiste el Estadio Nacional en un volcán cuanto anotaste en la victoria tricolor, 3-1, sobre Estados Unidos, el 6 de setiembre.

¡Pero no me pudiste sacar, carajo! Me sostuve, porque en tantos años contigo, saqué raíces y me aferré para nunca más salir... Al menos, eso creía yo...

Y llegó el 29 de junio de 2014. Pum-pum. No palpitas: vibras y me sientes. Te duele. Tanda de penales. Es el partido más importante en la historia de Costa Rica y pides patear primero; te urge eliminar, más que a los griegos, a mí.

Sudas. Sabes que el orbe te mira, cierras los ojos y en la pantalla tras tus párpados ves a Gilmar Torres, el arco norte del Ricardo Saprissa, vuelves a diciembre de 2007. Los abres. Ahí está tu papá, otra vez, pero no en el banquillo rival, sino en la grada de la Arena Pernambuco, alentándote. Pum-pum.

Y lo imposible fue posible. El portero a la izquierda, la bola al centro. Gol. El milagro. ¡Al tiempo que metiste el balón me sacaste a mí! ¡Me expulsaste! ¿Cómo pudo ser?

Te veo desde el césped, incrédula, moribunda, vos feliz, un nuevo Celso Borges... La serie sigue, Costa Rica gana y yo, ¡yo revivo! ¡Resucito!

Ahora me hospeda un tal Theofanis Gekas, pum-pum, pum-pum, pum-pum...

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.