Publicidad

Mundial Brasil 2014

Allá en la fuente...

La Hispanidad como punto de encuentro es fruto de un consenso social que parió el fútbol y que no tiene paredes entre clases sociales, profesiones, olores y colores.

Homenaje a la Sele

Todos los caminos ticos llevan a La Hispanidad, en Montes de Oca. Pita el árbitro, se acaba el partido y sin que nadie pregunte, allá en la fuente donde no hay chorrito, corre una marea roja de camisetas, banderas, vuvuzelas y tambores que bailan al ritmo del "¡oe oe oe ticos ticos!". Cuatro ganes y contando.

Pinto y la Sele sirven la mesa y sobre el asfalto hay una algarabía con sabor a fiesta futbolera. El 2014 lleva sello de un año en el que la Sele hizo historia y con ella, las imágenes de lo que se vivió en la Hispanidad.

Llegó el presidente, la abuela, el gallo, el disfraz de la muerte, los universitarios, las familias: todos cubiertos bajo una misma bandera, saludando al que no conocen, repartiendo abrazos, uniéndose a los brincos, tomándose 'selfies' y bailando al golpe de tambor que entona con el güiro una cumbia improvisada.

Avionetas y helicópteros roban aplausos y miradas. Las cámaras rodean la zona y roban la mirada de una masa roja que saca pancartas y más banderas para celebrar que san Keylor Navas y el grupo de seleccionados se pusieron la camiseta roja para marcar diferencia en Brasil.

Conforme la Sele acumuló sus ganes aumentó en la Hispanidad el número de aficionados y de no aficionados, que llegaron al trono del triunfo en Montes de Oca, provenientes del este, oeste, norte y sur del país.

Con chonete rojo y repartiendo más abrazos triunfales llegó el presidente Luis Guillermo Solís, se baja del Toyota Prado presidencial y desde el puente, con su esposa Mercedes Peñas, levanta el pulgar de la mano izquierda, sonríe y aplaude. Disfruta que el país está de fiesta.

En medio de tardes soleadas, en la Hispanidad llovió confeti, cerveza y empujones de alegría entre quienes aún no creían en aquella selección que sacó resultados desfavorables en los fogueos previos al Mundial. Entre los tumultos, el sudor de 90 minutos de emociones se mezcla con una que otra nube de tabaco y porros de marihuana.

El gane contra Uruguay hizo que decenas de aficionados celebraran bajo la presión de los tres chorros de la Hispanidad, hicieron clavados, se quitaron camisetas, corrieron, se tomaron fotos y brincaron, como si no hubiera un mañana... no sabían que la Hispanidad nos esperaba con más.

La tarde del viernes 20 de junio que 'Selebramos' el 1-0 contra Italia, la fuente escuchó a un país cantar el Himno Nacional a todo galillo. "¡Vivan siempre la Sele y la paz!", terminó de entonar la afición. Los policías están por todas partes, suenan sirenas, pero no hay disturbios. La fiesta se vive en una tierra donde, mientras la Tricolor gane, "¡todo está pura vida!".

Llegó Inglaterra y bajó la cantidad de asistentes con el empate, pero no faltó quien fuera con el pito del carro a celebrar, en el mismo lugar, frente a la misma fuente que espera después de cada partido, los gritos de una nación que vive un sueño.

La Hispanidad como punto de encuentro es fruto de un consenso social que parió el fútbol y que no tiene paredes entre clases sociales, profesiones, olores y colores: que lo digan las imágenes del sábado 28 de junio, donde todo un país cantó la epopeya griega que marcó la entrada de Costa Rica a los cuartos de final.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.