Publicidad

José Maria Callejon (izquierda), jugador del Nápoles, ante la marca de Radja Nainggolan del Cagliari.

Publicidad