Publicidad

El 20 de agosto del 2008, Walter Centeno (10) y Gonzalo Segares, seleccionados de Costa Rica, protestaron una decisión del árbitro mexicano Marco Rodríguez en un partido hacia el Mundial de Sudáfrica 2010 contra El Salvador.

Publicidad