Publicidad

El jugador del Helsinki Gideon Baah (derecha) ante la marca del barcelonista Munir, quien se fue de deblete.

Publicidad