Publicidad

Miroslav Klose, jugador del Lazio, ante la marca de Panagiotis Kone, del Bologna.

Publicidad