Publicidad

En la final del Mundial de 2010, el volante español Andrés Iniesta se quitó la camiseta del uniforme tras anotar el gol de la victoria y mostró otra camiseta con un mensaje dedicado a Dani Jarque, un futbolista español que murió ese año de un infarto.

Publicidad