Publicidad

La norcoreana Ri Hyang Sim (derecha) ante la marca de la ghanesa Rasheda Abdul-Rahman.

Publicidad