Publicidad

Aaron Ramsey (izq.) celebra con su compañero de equipo Yaya Sanogo en la victoria del Arsenal ante el Fenerbahce.

Publicidad