Publicidad

El delantero del Atlético de Madrid Diego Costa (derecha) disputa un balón con el defensa del Chelsea Gary Cahill (centro) y el centrocampista brasileño Ramires (izquierda).

Publicidad