Publicidad

 Aficionados del Real Madrid en las gradas del estadio de La Luz, en Lisboa donde se juega la final de la Liga de Campeones.

Publicidad