Publicidad

Lionel Messi observó el primer tiempo del Barcelona-Bayern desde el banquillo de suplentes.

Publicidad