Publicidad

Bastian Schweinsteiger del Bayern Munich celebra su gol ante el Arsenal, este martes durante el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA en Múnich.

Publicidad