Publicidad

Toni Kroos (centro) celebra con sus compañeros después de anotar el primer gol del Bayern Múnich ante el Arsenal por los octavos de final de la Champions League,

Publicidad