Publicidad

Mario Mandzukic (derecha) le sigue la pista al balón tras rematar a gol. Fue la apertura del marcador en la final de la Champions.

Publicidad