Publicidad

Didier Drogba (segundo a la der.) es felicitado por sus compañeros del Chelsea tras anotar ante el Maribor.

Publicidad