Publicidad

Cristiano Ronaldo celebra junto a Isco uno de sus goles en el partido ante el Galatasaray.

Publicidad