Publicidad

David Alaba celebra junto a Frank Ribéry, autor del primer gol del Bayern Múnich ante el Manchester City.

Publicidad