Publicidad

David Alaba (der), del Bayern Munich, celebró su gol con Franck Ribery. / Foto: AFP

Publicidad