Publicidad

Diego Godín (izq.) y Gabi (der.) muestran la desazón del Atlético tras perder la Liga de Campeones ante el Real Madrid.

Publicidad