Publicidad

Diego Costa celebra uno de sus dos goles que marcó al Milan en Champions League este martes.

Publicidad