Publicidad

Gareth Bale festeja el gol anotado en los tiempos extra de la final de la Champions League ante el Atlético.

Publicidad