Publicidad

El volante islandés Rurik Gislason (izquierda) celebra el gol que anotó Pierre Bengtsson (centro) para el Copenhague ante Galatasaray en partido de la Liga de Campeones de Europa.

Publicidad