Publicidad

Javier Saviola del Olympiacos celebra su gol ante el Anderlecht.

Publicidad