Publicidad

Jerome Boateng (izquierda), defensor del Bayern Múnich, marcó el martes a Edin Dzeko, delantero bosnio del Manchester City, equipo que ganó 3-2.

Publicidad