Publicidad

José Mourinho gesticuló a sus jugadores en el empate a un gol ante el Galatasaray.

Publicidad