Publicidad

Leo Messi, del Barcelona, en una jugada contra el capitán del París Saint-Germain, Thiago Silva. / Foto: AFP

Publicidad