Publicidad

El defensa del Real Madrid Sergio Ramos celebra con sus compañeros el gol del empate ante el Atlético de Madrid, durante la final de la Liga de Campeones.

Publicidad