Publicidad

Mesut Ozil cubre la pelota ante el acecho del jugador del Bayern Múnich Mario Mandzukic.

Publicidad