Publicidad

Los jugadores del Bayern Munich, de izquierda a derecha, Rafinha, Frank Ribery, David Alaba y Mario Mandzukic celebran un gol ante el Viktoria Plzen.

Publicidad