Publicidad

Neymar besa el balón después de anotar tres goles en el partido de la Champions League entre el Barcelona y el Celtic.

Publicidad