Publicidad

Piqué y Robinho disputan un balón durante el duelo de Champions League entre el Milan y el Barcelona, en San Siro.

Publicidad