Publicidad

Aaron Ramsey (der.) celebra junto a Mesut Özil el gol que le dio la victoria al Arsenal sobre el Borussia Dortmund.

Publicidad