Publicidad

Los jugadores del Atlético de Madrid Raúl García y Adrián (derecha), celebran el gol marcado por su compañero Koke Resurrección al FC Barcelona.

Publicidad