Publicidad

Arjen Robben (Bayern Múnich) y  Xavi Hernández (Barcelona) durante el juego de ida de las semifinales de la Liga de Campeones.

Publicidad