Publicidad

Sergio Ramos celebró en dos oportunidades en la semifinal ante el Bayern de Múnich.

Publicidad