Publicidad

Vladimir Weiss (de rodillas) del Olympiacos, celebra el tanto que le anotó al Paris Saint Germain.

Publicidad