Publicidad

Carles Puyol trata de detener a un aficionado del Barcelona que ingresó al terreno de juego duranet un partido de la liga española ante el Atletic de Bilbao, el 30 de octubre de 2004, en San Mames.

Publicidad