Publicidad

El portero del Real Madrid Iker Casillas grita a sus compañeros durante la final de la Supercopa de Europa que enfrenta esta noche al Real Madrid y al Sevilla CF en el estadio Cardiff City.

Publicidad