Publicidad

Cesc Fábregas acabó el duelo contra el Betis, con molestias en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha. Aquí cuando lo marcaba Juan Carlos Pérez.

Publicidad