Publicidad

Cristiano Ronaldo celebra con sus compatriotas, Fabio Coentrao y Pepe, la victoria en la final de la Copa del Rey.

Publicidad