Publicidad

Cristiano Ronaldo celebra tras anotar el 3-2 momentaneo del Real Madrid sobre Barcelona.

Publicidad