Publicidad

Cristiano Ronaldo celebra uno de los goles con su compañero Mesut Ozil. Foto: AFP

Publicidad