Publicidad

Thiago Alcántara (izq.) saluda a Eric Abidal tras la victoria del Barcelona ante Mallorca. Foto: AFP

Publicidad