Publicidad

El delantero del Espanyol, Sergio García, intenta bajar el balón ante la presión de colombiano Fabián Murillo.

Publicidad