Publicidad

El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi (centro) intenta superar al portero brasileño del Valencia, Diego Alves (izquierda), durante el partido contra el Valencia. /Alejandro García

Publicidad