Publicidad

Gareth Bale celebra tras anotar su tercer gol ante el Valladolid en el estadio Santiago Bernabeu.

Publicidad