Publicidad

Gareth Bale celebra tras anotar su primer gol con el Real Madrid ante el Villarreal.

Publicidad